Salmorejo cordobés

El salmorejo es uno de los platos mas populares de Córdoba y, aunque hay una receta distinta en cada casa, esta puede ser la base para encontrar el tuyo.

Receta de salmorejo cordobés

Ingredientes para preparar salmorejo cordobés

  • 1,5 Kg. de tomates maduros
  • 100-125 ml. de aceite de oliva virgen extra
  • 1-2 dientes de ajo
  • 250-300 gr. de pan (mejor si tiene mucha miga y es de pueblo)
  • Sal
  • Vinagre
  • Agua
  • Para la guarnición (opcional):
  • Huevo cocido
  • Jamón picadito

¿Cómo preparar salmorejo cordobés?

  • Para comenzar la preparación del salmorejo cordobés, se remoja el pan en un poco de agua, evitando las partes más duras del pan (los picos por ejemplo, ya que puede ser que se pongan blanditos aunque lo remojemos y pueden quedarse enteros y hacer que nuestro salmorejo cordobés pierda su cremosidad).
  • Se limpian y se trituran los tomates con la ayuda de una batidora o un robot de cocina (para esto es perfecta la thermomix).
  • Se pasa por un colador o un chino para eliminar los restos de piel y pepitas, ahora añadiremos el resto de los ingredientes una vez colado el tomate y se vuelve a triturar añadiendo el pan escurrido, el aceite, el ajo, la sal y el vinagre hasta conseguir una textura cremosa y sin grumos.
  • Conservamos la crema de tomate bien fría hasta que vayamos a servirla, momento en el que añadiremos el jamón y el huevo picado al gusto del consumidor... Y ya tenemos listo nuestro salmorejo cordobés.
  • Foto orientativa: jlastras
Nota del autor:

La diferencia más notoria con el gazpacho, es la cremosidad del salmorejo, ya es más espeso, al llevar menos agua y algo más de pan.

Para preparar el salmorejo cordobés es importante que los tomates sean maduros y carnosos para que el salmorejo adquiera su color característico rojo. Se le puede añadir un poco de tomate triturado natural, para darle más sabor y más color.

Puedes llevar la guarnición a la mesa en cuencos pequeños, y dejar que cada comensal se añada lo que quiera y así darle el gusto al salmorejo cordobés que más le guste.

Si el salmorejo te queda poco rosado, puedes añadirle un poco de tomate frito para darle color.